¿Qué podemos aprender de la historia de María y José sobre la confianza en Dios cuando nuestra reputación está en juego?

December 13, 2016

 

La Navidad es un momento de celebración, alegría y compartir. Es interesante recordar el gran desafío y prueba de fe que han atravesado dos personas antes del nacimiento de Jesús. María y José creyeron en la promesa que ha llevado a la humanidad a la salvación.

 

Sin embargo, María era sólo una adolescente cuando el ángel anunció que estaba embarazada. Su primera reacción fue, podemos entenderlo fácilmente, la vergüenza y la duda. Su reputación, su futuro matrimonio, su salud mental y su vida entera estaban en juego. El embarazo fuera del matrimonio era fuertemente castigado en esta época. José por su parte, podría dudar de María y separarse de ella para preservar su integridad.

 

Si la situación que vivieron es única e incomparable, como María y José a veces nos enfrentamos a la intimidación, la humillación y el miedo a manchar nuestra reputación. A menudo, cuando Dios nos llama a un proyecto, lo primero que corremos el riesgo de poner en cuestión es nuestra reputación. Pero los caminos de Dios están más allá del entendimiento de los hombres son un reto para nosotros y para toda la sociedad.

 

Sin embargo, la reputación no es tan valioso como podemos pensar.

 

A veces ponemos demasiada atención a lo que otros piensan de nosotros. Esto puede ser constructiva, en cierta medida, pero también completamente inhibitoria. No dejemos que nuestra reputación tome en mando sobre el llamado de Dios en nuestras vidas.

 

"Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígueme."

Mateo 16:24

 

Jesús sabía hasta qué punto nuestra reputación puede oponerse a los diseños que el ha previsto de antemano. Él nos anima a caminar por fe, al igual que María y José.

 

La fe es necesaria

 

Se requiere fe para dejar a un lado nuestra apariencia y reputación para caminar en el plan de Dios. ¿Pero la opinión de Dios sobre nosotros a caso no es más importante que la de los demás?. Si nos ocupamos de nuestra reputación a los ojos de Dios, quién se hará cargo de la nuestra a los ojos de los demás?

 

María y José podrían haber tomado un camino diferente. Podrían haber dicho "No" a la voluntad de Dios. Podrían haber elegido vivir una vida normal y tener un matrimonio normal. Pero eligieron responder a la llamada de Dios y seguir su camino.

 

Lo que comenzó con la desesperación y el miedo se convirtió en humilde confianza en el plan perfecto del Señor.

 

"He aquí, yo soy tu siervo, hágase en mí según tu palabra".

Lucas 1:39

 

 

Please reload

Entradas destacadas

Desayuno pastoral año nuevo 2016

May 2, 2014

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Cuenta bancaria para donativos, cuotas de miembros, etc... 

Banco LA CAIXA: ES38 2100 6657 7022 00476922

  • facebook-square
  • Twitter Square
  • Google Square
This site was designed with the